Loading...

La economía circular y su avance en España

Formar parte de la Unión Europea representa para los Estados miembro compartir no sólo un espacio económico el que comerciar, sino también compartir una serie de valores, una forma de entender el desarrollo económico, social y ambiental. Se trata de avanzar juntos para ser más competitivos, crecer en justicia social e igualdad y lograr una relación sostenible con el medio natural y la utilización de recursos.
La economía circular constituye una de las apuestas más inteligentes y claras de la Unión respecto al modelo de desarrollo que ha de caracterizar el futuro. Se trata de desacoplar el crecimiento de la economía del consumo de recursos no renovables y la generación de residuos. Para ello se apuesta por maximizar los procesos limpios, la eficiencia energética y de los recursos, la reutilización o el reciclado.
La transición de la economía lineal a la circular es un camino complejo, pero lleno de oportunidades. El reciente Informe sobre la Situación y Evolución de la Economía Circular en España, elaborado por la Fundación COTEC aborda la cuestión y pone de relieve algunas cuestiones clave, como que la economía circular genera, entre otras, ventajas competitivas, contribuye a un sistema económico más resiliente, genera empleo y favorece la innovación.
El Plan de Acción para la Economía Circular de la Comisión Europea apuesta por su generalización con la colaboración y el compromiso de todas las administraciones, tarea en la que algunos de nuestros vecinos llevan ya camino andado.
Lamentablemente, España va a remolque, carece de un plan de acción nacional y las comunidades autónomas llevan a cabo actuaciones heterogéneas que en ningún caso son suficientes para situarnos en vanguardia ni siquiera para asumir los objetivos trazados por la Unión Europea. Una vez más llegamos tarde.
La evolución positiva de algunos indicadores en nuestro país en los últimos años tiene que ver más con la contracción de la economía que con una verdadera evolución hacia la economía circular.
El estudio propone una hoja de ruta basada en el desarrollo de políticas, el incentivo fiscal y la formación.
Resulta descorazonador presenciar cómo el debate público y gran parte de la agenda política de nuestro país o nuestras comunidades autónomas gira en torno a asuntos del corto plazo, menores, emocionales, tal vez prescindibles, mientras vemos pasar las oportunidades como las ovejas miran al tren.
Incorporar la perspectiva de la economía circular cuando analizamos la responsabilidad social de la empresa es un primer paso. Desde ATAMA Estrategia Responsable podemos impulsar la transformación. ¿Empezamos?.

Escribe un comentario


Atama Estrategia Responsable, S.L.
Ronda Vall d’Uixó, 125, 03206 Elche
Alicante
CONTACTO

SÍGUENOS
facebook twitter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies